Municipalidad de General La Madrid

Líbano

Líbano es localidad del partido de General La Madrid, en la provincia de Buenos Aires. Se encuentra a 34 km al sur de la ciudad cabecera, a través de un camino rural. Se accede por camino asfaltado a través de la Ruta Provincial N°76. Según el último Censo Nacional (Indec, 2010), cuenta con 292 habitantes.
Un poco de historia

El 29 de octubre de 1879, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires vende a Sandalio López, una fracción de campo, disponiendo que la misma mensurada por Germán Ruhr. La mensura es aprobada el 1 de junio de 1880.
Por sucesivas ventas la superficie adquirida fue fraccionada, resultando propietarios de algunas de las nuevas parcelas Juan Bonaldson, Marco de Líbano Elorrieta, E, Calláis Seguí, y Silverio López Osornio. En el curso de 1902, este último vende una fracción de campo de 1818 Ha 83 A. y 50 dm2 a Olga Delfa y Laura Alicia López Osornio. Esta propiedad es adquirida luego Miguel Cinconegui, con escritura protocolizada el 11 de diciembre de 1902, en el Registro de Marcelino Dhers.
El 5 de noviembre de 1910, Cinconegui vende una fracción de 800 hectáreas de su propiedad a la Compañía Tierras del Sud.
La mencionada Compañía, con domicilio en Maipú 190  de la Capital Federal, con fecha 19 de diciembre de 1911, solicita al Ministro de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires, Dr. José T. Sojo, la aprobación del trazado del pueblo de Líbano, sobre la estación del Ferrocarril Sud, del mismo nombre. Según la nota presentada el pueblo contaba con tres años de existencia y varios de sus solares, quintas y chacras habían  sido enajenados con anterioridad. Luego del informe del Dto. de Ingenieros, fechado el 7 de marzo de 1913, que consideraba que el trazado no estaba de acuerdo al Decreto del 26 de agosto de 1910, relativo a la fundación de centros de población, el Poder Ejecutivo resolvió, el 24 de octubre de 1914, aprobar el trazado, fijando las reservas de uso público, que la compañía fundadora debía escriturar al Fisco. Según las anotaciones posteriores a esta resolución, por decreto del Poder Ejecutivo del 1 de julio de 1921, recaído en el Expediente C-43/921, se desaprueban los planos del Pueblo de “Líbano” y se deja sin efecto todo lo actuado. Por resolución del 27 de setiembre de 1921, se deja sin efecto la resolución del 1 de julio del mismo año, ordenándose la escrituración de las reservas que establece la resolución del 24 de octubre de 1914.
Todas las reservas fueron escrituradas el 6 de diciembre de 1922. Existe otra resolución del 11 de octubre de 1938, por la que se manda a escriturar a favor de la Municipalidad de General La Madrid lotes de terreno para Casa Municipal, corralón, matadero y cementerio. El profesional actuante fue el Agrimensor Nacional D. J Repetto.

¿Qué visitar?

Monumento al Jinete

La obra ubicada en el acceso a Líbano y sobre la Ruta Provincial n° 76 fue realizada por el escultor y artista plástico Juan Bautista Olmedo, nacido en General La Madrid y criado en la ciudad vecina de Azul.
Se trata de una escultura realizada en chatarra metálica que rinde homenaje a todos aquellos que forjaron la historia de la localidad, destacando la figura del gaucho y su caballo.
La propia gente de Líbano se inspiró en el peón de campo, en el trabajador rural y también en una de las instituciones más influyentes de la localidad como es el Fogón de los Gauchos. El Fogón organiza en verano la reconocida doma de Líbano. Esta institución tradicionalista también representa a la localidad en eventos de esa índole.
Lo cierto es que la identidad de Líbano la forjan sus instituciones. Estas representan y divulgan la cultura, la tradición y el espíritu de esta pequeña localidad de aproximadamente 290 habitantes.
Arte en la plaza: monumento por el centenario de la localidad

La plaza central ocupa una manzana entera, repleta de frondosos árboles que brindan sombra en tiempos de calor. Pintorescos caminitos de polvo de ladrillo dividen la plaza en cuatro partes iguales. En el centro se erige una magnífica obra de arte: La mano de chatarra, majestuosa, que se abre hacia el cielo y sostiene una rueda de una maquinaria agrícola antigua. Este monumento, cuyo autor es J.B Olmedo, fue realizado en vísperas del 100° aniversario de la localidad (2014), haciendo partícipe de la idea a las familias libaneras.
Parque Paihuén

Este hermoso espacio verde es el lugar tradicional donde se realizan las fiestas más importantes del pueblo y donde los vecinos se reúnen para jugar al fútbol, vóley y tejo, así como para ver películas en autocine, tomar mate en familia o participar de espectáculos musicales.
Surgió en 1998 cuando la escuela de Líbano cumplió 100 años y un grupo de ex alumnos pidieron la creación del parque. Entonces, se creó una comisión que se llamó Líbano 2000 y que se propuso llevar a cabo actividades recreativas y colaborar con las diferentes instituciones de la localidad.
Actualmente, este inmenso predio cuenta con baños públicos e invita a sus vecinos y visitantes a acercarse y compartir un rato al aire libre, debajo de frondosos árboles y disfrutando de la naturaleza. Paihuén significa “comunidad tranquila” en idioma mapuche. No cabe duda que la elección del nombre define 100 % la esencia de Líbano.
Racing Football Club, un espacio de encuentro

Fundado en 1923, el club representa mucho de la historia y la identidad de los vecinos de la localidad.
El edificio sede cuenta con un enorme salón con escenario y columnas divisorias que se erigen entre las mesas.
Si bien Racing F.C. es sinónimo de fútbol, también es un lugar donde se practican bochas y paddle. El salón de eventos es utilizado a lo largo del año para dar infinidad de usos, entre ellos: peñas folklóricas, bailes populares, bailes de egresados, comuniones, casamientos, cumpleaños de 15, cenas y juntadas entre amigos y familiares.
Para los fieles: Capilla, Virgen de Lourdes y Virgen de Schoenstatt

A pocos metros y en paralelo a la plaza, se encuentra una estatua de la Virgen de Lourdes. Mirando hacia adelante puede verse la capilla del pueblo. Actualmente está en excelentes condiciones, pintada completamente de blanco, con la puerta de entrada de madera prolijamente barnizada. Aunque no siempre lució así. Cuentan que, en los años 50 del siglo pasado, épocas de fervorosos movimientos políticos en el país, vecinos del pueblo incendiaron su fachada. Tiempo después un movimiento misionero joven junto a los vecinos se encargaron de restaurarla.
Dos vírgenes más bendicen el pueblo: en la Plaza de la Madre se erige una estatua con una virgen sosteniendo un bebé en brazos; y a la vera de la ruta, en la curva de ingreso a Líbano, se halla el monumento a la Virgen de Schoenstatt, a la cual responde el Movimiento Apostólico de Schoenstatt, fundado en Alemania y cuyo nombre significa “lugar hermoso”.
Museo Rural Fotográfico: la historia en fotos

Los primeros asentamientos en la localidad datan de 1911, por la llegada del Ferrocarril General Roca en su ramal General La Madrid / Coronel Pringles. En aquella época y luego de su fundación –en 1914-, el boulevard era el centro comercial del pueblo. Con el cierre del ferrocarril, en 1977, se perdió en gran medida el movimiento de gente y de los comercios.
Para que la historia del ferrocarril no quede en el olvido, el Jardín de Infantes n° 904 llevó adelante un proyecto llamado Museo Rural Fotográfico, que hoy funciona como un espacio abierto al público en una de las salas del ferrocarril, donde se reúnen fotos de los diferentes momentos vividos en Líbano. Un espacio imperdible para los apasionados por la fotografía y los sucesos históricos de nuestro país.
Café del Encuentro

Surgió en 2004, en el 90º aniversario de Líbano, a partir de una inquietud de un grupo de jóvenes apoyados por sus padres que deseaban tener un lugar para reunirse, a la vez de hacer música, bailes y eventos de otra naturaleza.
Buscando, encontraron un espacio antiguo y grande, que perteneció a la Cooperativa de Luz de Líbano.
En su creación, abrieron toda una semana seguida y fue tal el éxito –la gente hacía fila para conseguir una mesa– que debieron dejar un salón pequeño donde estaban, para mudarse al salón grande, donde están ahora.
Los trabajos de acondicionamiento y organización de eventos lo llevaban adelante los jóvenes. Ellos compraban las bebidas, las enfriaban, hacían las tortas, tartas y contrataban a grupos musicales para animar las fiestas.
El lugar se utiliza hoy para la realización de actos institucionales, escolares, festejos de aniversario y peñas folclóricas. Habitualmente los vecinos lo alquilan también para festejar cumpleaños o realizar cenas de camaradería.

¿Dónde comer?

Despensa “Los ángeles”, el sándwich de milanesa más famoso de la zona

Durante la visita a Líbano, no pueden irse sin probar los imperdibles sándwiches de milanesa —también conocidos como “las milas de Carlitos”, en referencia a su dueño— de la Rotisería, Pizzería y Despensa “Los ángeles”, ubicada en la calle Los Ceibos entre Los Sauces y Uranday. Esta delicia, que ha ganado fama entre viajantes y visitantes de la región, consiste en un pan de ¡cincuenta centímetros!, dos milanesas grandes, jamón, queso, lechuga, tomate, cebolla y huevo. ¡Un verdadero manjar!
Panadería “7 de agosto”, delicias dulces y saladas

Para acompañar el mate en el Parque Paihuén o durante el viaje de regreso a casa, son 100 x 100 recomendables los bizcochitos, cañoncitos, polvorones y facturas de Panadería “7 de Agosto”. Hechos con los mejores ingredientes, amor y mucha dedicación.
Se trata de un negocio familiar que lleva adelante su dueña Fernanda Torres, su hija Juliana y Cristina Oviedo. También ofrecen prepizzas lista para hornear, sándwiches y empanadas de jamón y queso. ¡Exquisito e imperdible!

Emprendimientos productivos

FAJUMA, metalúrgica familiar

Su dueño, Claudio Cejas, comenzó hace más de treinta años reparando máquinas agrícolas y de a poco fue comprando las herramientas que le permitieron expandir sus servicios hasta proveerles a ciudades como Coronel Suárez, Tandil, Tres Arroyos, Coronel Pringles, Henderson y Laprida.
FAJUMA es el resultante de la combinación de los nombres de los hijos de Claudio: Facundo y Juan María, ambos ayudantes y asesores en este negocio familiar.
En febrero de 2021, para el 131° aniversario de General La Madrid, FAJUMA fue la encargada de la construcción de las letras del cartel de “La Madrid”. Este imponente trabajo mide aproximadamente doce metros de largo, por casi dos metros de alto.
Fábrica de quesos Premium Luz Azul

En las afueras de la localidad está en marcha un importante emprendimiento productivo: la fábrica de quesos Premium de la empresa láctea Luz Azul.
Desde noviembre de 2019 se ha avanzado en la construcción de la nave principal del edificio.
La fábrica tendrá una capacidad de procesamiento de 20 mil litros de leche por día, que se comprará a productores de la zona, generando un fuerte impulso en materia económica y logrando nuevos puestos de trabajo en forma directa e indirecta.

Informate con @PrensaLaMadrid

Contacto