Municipalidad de General La Madrid

Las Martinetas

Las Martinetas

A 14 km de General La Madrid, por calle de tierra entoscada, se encuentra Las Martinetas. Perdices esculpidas en metal color cobre de distintos tamaños dan la bienvenida. La localidad, de aproximadamente 250 habitantes, obtiene su denominación por esta especie de aves, así como por el nombre del campo de Juan Cousté, su fundador.

A la entrada, bendiciendo la llegada de todo aquél que visite el pueblo está la Virgen de Fátima. Dentro de una vitrina sobre un altar de rocas, se ve recubierta por una construcción semi abierta de más rocas e iluminada con reflectores cuando oscurece.

¿Qué visitar?

Una gran opción al llegar es conocer la localidad caminando, especialmente por sus calles llenas de historia. Observar la fachada antigua del almacén Suardíaz, y de varias construcciones a lo largo de la Avenida Centenario, es teletransportarse a un tiempo donde la arquitectura –hoy en pié- hablaba de una época de expansión y desarrollo económico del pueblo.
El centro de Las Martinetas

La paz que se respira en Las Martinetas, donde no hay bullicios ni bocinazos, invita a sus lugareños y extranjeros a sentarse en los bancos de la plaza, tomarse unos mates con las típicas tortas negras de la localidad y simplemente disfrutar de apacibles vistas y del aire puro. El lugar es soñado para despejarse y desconectar.
Plaza “Aníbal Orbea”

La plaza principal, llamada Aníbal Orbea en honor a un querido ex delegado de Las Martinetas, está rodeada por una hermosa arboleda. En el medio, se encuentra una fuente de agua que sostiene una escultura que primero vistió la plaza central de General La Madrid y décadas después (1950, año del Libertador San Martín), fue trasladada a Las Martinetas. La escultura se llama La Nereida, y en ella se ve representada una mujer que vierte agua, también un niño que con su mano levantada, intenta alcanzarla.
Alma Martinetera, galpón comunitario

Mediante una votación, en el 122° aniversario del pueblo, en 2018, los vecinos y las vecinas de Las Martinetas eligieron este nombre para que el galpón del ferrocarril funcione como un espacio interdisciplinario donde se realizan actividades socioculturales y deportivas. En vacaciones de invierno y varios fines de semana a los largo del año, se organizan juegos, bailes, shows, e incluso cine. La Municipalidad de General La Madrid firmó un comodato con la compañía de Ferroexpreso Pampeano para hacer uso del espacio, teniendo como único requisito mantenerlo en buenas condiciones. Lo cierto es que el lugar ha sido pintado prolijamente de blanco, con detalles en rojo, y actualmente está en funcionamiento una cancha de fútbol 7, iluminada, para que hombres, mujeres y niños puedan jugar durante el día y también en las noches de verano. Para su construcción fue de vital importancia la ayuda por parte de la comunidad, que donó arcos, pintó el espacio y puso las redes.
Iglesia Nuestra Señora de Fátima

Frente a la plaza se encuentra la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, la cual tiene una arquitectura particular, que la diferencia del común de las iglesias y capillas de la zona. Su parte superior muestra la forma de triángulo con recortes de vidrios rectangulares, bordeados por madera, y en paralelo, una cruz de metal. La parte inferior toma una forma rectangular, con las paredes color rosa viejo y una pequeña campana colgada sobre el lado izquierdo. Las puertas de madera se abren para recibir a sus fieles.
Club Social y Deportivo Plus Ultra

Como cada comunidad, Las Martinetas tiene su propio club: el Plus Ultra.

Nació el cuatro de octubre de 1926 y se refundó en 1945. Se trata de una organización sin fines de lucro, donde todo lo que se emprende es en favor del pueblo y lo que se recauda se destina al mantenimiento del espacio.

A lo largo de casi un siglo, el lugar ha sido utilizado de mil formas distintas: para bailes populares, peñas folklóricas o cumpleaños.

Tiempo atrás el Club participaba de campeonatos de fútbol donde se disputaban partidos con los equipos de las localidades vecinas. Actualmente, tienen una cancha de fútbol 5 que pudieron construir gracias a la donación de premoldeados. La cancha de futbol 11 es utilizada en la actualidad para realizar el festival de doma que se realiza todos los años en coincidencia con el aniversario del pueblo (28 de marzo).

El viejo Hotel Francés, hoy La República


Martinetas es el establecimiento más antiguo del Partido de General La Madrid, fundado el 28 de marzo de 1896 alrededor de la estación ferroviaria que había sido inaugurada en 1895. El pueblo se asienta sobre la Avenida Centenario, paralela a las vías donde solía pasar el tren.


A pocos pasos de allí, se encontraba el Hotel Francés. En los años de la posguerra (luego de 1918), era administrado por el Señor Trinchere, nativo de Coronel Suárez. El emprendimiento trabajaba muy bien ya que funcionaba como hospedaje y bar de copas. La gente se quedaba hasta altas horas de la madrugada disfrutando y charlando.


Este hombre ya cansado, decide venderlo al Sr. Hernando, quien se hace cargo inmediatamente y con mucho entusiasmo. El hotel contaba por entonces con 14 habitaciones para pasajeros y una hectárea de terreno. Para aprovechar la tierra, se construyeron dos canchas de bochas de madera para llevar a cabo campeonatos y con una capacidad de treinta personas. Asimismo, se agregó la modalidad de comedor con menú fijo y libre; y como frutillita del postre, se compraron dos billares que, según recuerdan los lugareños, fue un éxito.


El tiempo pasó y hoy el Hotel Francés ya es parte de la historia martinetera. Sin embargo, ese paradigmático lugar se transformó en un nuevo emprendimiento, con nuevo nombre: La República, perteneciente a la familia Rodríguez, quienes la utilizan como hogar y trabajan en diversas reformas edilicia de tal manera de constituirla en un espacio de usos múltiples, con salón de eventos y hospedaje. Usando un poco la imaginación, al visitar el lugar es posible trasladarse a esos tiempos e imaginar el viejo Hotel en su máximo esplendor.

Casa Suardíaz

Fundada en 1915 por los hermanos Luis y Enrique Suardíaz y ubicada en la avenida principal del pueblo, fue un importante Almacén de Ramos Generales. En este lugar (hoy en ruinas, pero que conserva, flamante, su vieja fachada) se vendía literalmente de todo: productos de almacén, ferretería, aceites, materiales de construcción y alambrados, nafta y gasoil ya que era representante de Petrolera Esso. Además, tenían dos barracas grandes y tres galpones en la Estación del Ferrocarril. Tal como recuerda su último sucesor, Ángel Suardíaz, Las Martinetas era -y aún es- una tierra muy fértil, que gozaba de buenas cosechas y un movimiento comercial importante.

Con la crisis mundial de 1930, también conocida como la Gran Depresión, sus dueños decidieron renovar completamente el edificio de Casa Suardíaz, el cual prevalece hasta la actualidad. Lamentablemente, este histórico almacén está cerrado y en desuso. Sin embargo, su mágica fachada aún recuerda aquellos maravillosos días en que los vecinos concurrían al almacén a comprar tanto un paquete de tabaco, como la biblia o un par de alpargatas.
Pileta municipal

Cerca, se encuentra la pileta municipal que fue inaugurada en el verano de 2009 y de ahí en adelante, se brindan clases de natación para niños y niñas de todas las edades en el turno mañana. Si el clima no acompaña, se piensan actividades recreativas, a cargo de la profesora Milagros Belacín. Luego de 14 a 22 hs, todos los días, se ofrece la pileta libre, para que la gente de la comunidad pueda disfrutar.
Panadería “La Estrella”, famosa por su galleta y tortas negras

Perteneciente a la familia Belacín, nativos de la localidad, hace más de dieciséis años que están instalados en las calles Lamadrid y San Juan. Si visitás Las Martinetas, ¡no podés perderte la galleta y las tortas negras de este lugar! Además realizan riquísimos bizcochos y facturas. Actualmente, es la única panadería que existe en Las Martinetas. Sus dueños hacen repartos todos los días a negocios y almacenes de General La Madrid. En palabras de Ceferino, su dueño y panadero, están orgullosos de trabajar allí, para la gente del pueblo.

Informate con @PrensaLaMadrid