Municipalidad de General La Madrid

La Colina

La Colina es una de las localidades del Partido de Gral. La Madrid, Provincia de Buenos Aires. Según  el último censo (Indec 2010), la localidad cuenta con 663 habitantes.
En un principio el pueblo funcionaba como paraje de tren, siendo esta parada el fin de la vía férrea hasta que en 1884, durante el gobierno de Julio Argentino Roca, se amplió el ferrocarril hasta Bahía Blanca, conectando a esta con Plaza Constitución. La parada de tren se mantenía en uso aunque recién en 1902 se fundó la Estación La Colina, la estación se encuentra actualmente en desuso desde la sucesión de la red ferroviaria argentina en 2015. Las primeras grandes familias en asentarse, que aún predominan y representan gran parte de la población, son las familias Gaitán, Martínez y Steinbach, estas últimas provenientes de colonias alemanas. Con el tiempo más familias, de descendencia española y alemana en su mayoría, se fueron asentando en el pueblo rural, desarrollando actividades agrícolas y ganaderas para estancias vecinas, principalmente la Estancia de La Colina de Ramón Santamarina y sus hijos José y Ramón (1890).
Uno de los atractivos que posee la localidad es la calidez de sus habitantes con espíritu familiar, la seguridad y tranquilidad de sus calles, el aire puro y la vegetación que abunda.
Un poco de historia

En el lugar donde está la estación de tren se instala, en la década de 1860 un francés, proveniente de Aviñón de nombre Jean Pierre Alliaud, con un Almacén de Ramos Generales. Con el comercia con los indios y con las carretas de fletes de la flia. Santamarina. Casado con María Bertrand, mantiene dicho local hasta fines de siglo, cuando regresa a Europa. Siendo Alsina Ministro de Guerra y encomendada por él la construcción de la llamada “zanja de Alsina”, y siendo que este poblador mantenía esta instalación en las cercanías de su paso, el gobierno le otorga en propiedad un número de leguas cuadradas cercana al centenar. Con la habilitación de la estación ferroviaria en el año 1884, el lugar comenzó a poblarse gradualmente. El 29 de abril de 1911, los señores Krabbe, King y Cía, vendieron el campo La Colina, a don Enrique Santamarina. Este último, realizó en el mes de abril, activas gestiones tendientes a la fundación de un pueblo. El proyecto del Nuevo pueblo La Colina, era un ensanche del pueblo de la misma denominación, que se encontraba frente a los servicios ferroviarios. El proyecto y replanteo del ejido urbano fue realizado por el ingeniero Santiago A. Ferreri. El Departamento de Ingenieros aprobó el proyecto el 18 de julio de 1911. El 22 de septiembre de 191 , el Poder Ejecutivo aprobó el proyecto de la traza del pueblo, donde comenzó a nuclearse gran cantidad de vecinos. Desde el punto de vista edilicio puede apreciarse que predominan las construcciones antiguas, a excepción de un barrio de viviendas de características modernas.
Localidad La Colina, Partido de Gral. La Madrid

¿Qué visitar?

Entre los lugares de interés merece citarse la plaza principal que posee amplia arboleda y una excelente ornamentación, a la que se puede agregar la plaza de La Palmera. Se erige en una intersección de sus esquinas, el monumento al Dr. Eliseo Mañay, uno de los primeros médicos de la localidad. Cuenta en educación con el Jardín de Infantes Nº 903 Rosario Vera Peñaloza, la EP Nº 3 “Mariano Moreno” y la ES. Los deportes se canalizan en los clubes Independiente, actual Club Deportivo La Colina, y Atlanta Colina Club. Su nombre proviene del establecimiento homónimo, que fue propiedad de los señores Krabbe, King y Cía. En sus tierras existía una pronunciada elevación del terreno. Establecimientos Agropecuarios sobresalen entre los establecimientos que se encuentran emplazados en la localidad, La Colina y El Huáscar. Las tierras donde se erige El Huáscar, son surcadas por el arroyo homónimo. El predio posee admirables líneas arquitectónicas, de estilo francés.
Un recorrido por las calles céntricas

Las vías del tren irrumpen el acceso al pueblo. A dos cuadras de la estación de ferrocarril se encuentra el centro cívico. Sobre su arteria principal (la calle Barracas), a mano izquierda, se halla la capilla Sagrado Corazón de Jesús, que ocupa toda la esquina y ostenta un hermoso jardín de agapantos. En diagonal, ¡en medio de la calle!, se erige una escultura de bronce de Eliseo Mañay, el primer médico de la localidad. En frente y sobre la otra esquina, se encuentra la plaza “Arco Iris”, donde el visitante puede disfrutar de la tranquilidad del lugar, bajo una frondosa y siempre verde arboleda. Allí también hay un espacio de juegos para niños. Finalmente, en el mismo espacio verde, a un costado de la plaza se ubica el Hospital “Eliseo Mañay”.
En verano, el predio de la pileta

Un espacio de encuentro y relax es el predio de la Pileta Municipal. Antes era un bosque repleto de vegetación y sin iluminación, hasta que un vecino lo donó y el Municipio junto a la delegación local lo arreglaron e hicieron la pileta. Allí, durante el verano, niños, niñas y adolescentes reciben clases de natación por la mañana y de tarde queda abierto al público. Los fines de semana se llena. La gente se acerca con su reposera o lona y disfrutan de la tarde.
Plazoleta “Ex Combatientes y Movilizados por la Guerra de Malvinas”

A unas pocas cuadras de la plaza principal se alza otra plaza, más pequeña, que rinde honor a los héroes de las Islas Malvinas en el conflicto bélico de 1982; especialmente a Hugo Coronel, nativo de Colina y ex combatiente, quien tiene una calle en su honor. La plaza es mantenida por empleados municipales y por el propio Hugo Coronel, quien se encarga de pintarla, plantar flores y ornamentarla.
Para los devotos de la Virgen de Luján

En las afueras de la localidad, por calle de tierra, es posible visitar un espacio caro a los sentimientos religiosos de los vecinos del pueblo: el santuario de la  Virgen de Luján. Cada ocho de diciembre la comunidad se une en una sentida peregrinación a pie y a caballo hasta el lugar.
Clubes Sociales Atlanta y Deportivo La Colina

Como en muchas comunidades pequeñas, La Colina tiene dos clubes: el Atlanta Colina Club y el Club Deportivo La Colina (antes conocido como Club Independiente), los cuales a lo largo de un siglo compartieron rivalidad futbolística en la Liga Agraria. En ambos clubes también se hacían bailes, fiestas y tertulias. Hoy, cada uno se dedica a algo diferente: el Club Atlanta tiene cancha de bochas y de pelota-paleta, donde se suelen jugar torneos en los que participa gente del pueblo y de la zona. Por su parte, el Club Deportivo La Colina tiene cancha de básquet y cancha de fútbol 5. Ambos cuentan con un bar y salones de fiestas y eventos.

¿Dónde comer?

Cacuya Gaitán y el Bufete del Club Deportivo La Colina

Hace 20 años que Cacuya Gaitán, reconocido payador y animador de eventos gauchescos, tiene la concesión de la cantina del Club Deportivo La Colina. Quien visita la localidad no puede dejar de pasar por allí. Se trata de un bar muy pintoresco que ofrece todo tipo de bebidas y picadas. Sus clientes son gente campo, chacareros, que se acercan a divertirse y relajar luego de un día de trabajo. Se hacen mesas de mus y de truco donde se juega por la copa. En el último tiempo se ha acercado la juventud. Generalmente, los viernes después de la 1 de la madrugada, los jóvenes se encuentran ahí para escuchar música, tomar algo, jugar al jenga y al pool.
“La Panadería de Colina”, emprendimiento familiar con tradición

Hace más de 35 años que la familia Sallagoity-Martínez se mudó desde Caseros a La Colina en busca de tranquilidad y seguridad. Carmen Martínez, de 79 años, es segunda generación de panaderos de su familia y está feliz de que su hijo Marcelo continúe con el legado familiar. Todos los días, el pan y las facturas son amasadas durante toda la noche y posteriormente horneados en horno a leña durante la mañana. Por eso, si querés comer algo dulce o salado, calentito, recién salido del horno, acércate a Colón 632, todas las mañanas a partir de las ocho y ¡proba estas delicias!

Emprendimientos productivos

Sembrando Esperanza, huerta comunitaria

Tres mujeres están a cargo de la huerta, que tiene lugar donde funcionaba la salita de atención médica del Dr. Cedergren, (recordado y querido médico colinero). Allí tienen una mesa de entrada con una balanza, y en el patio crecen las plantaciones de lechuga, cebolla de verdeo, tomates y zapallitos verdes; todos productos orgánicos que respetan los requisitos estacionales y se comercializan a un precio muy accesible.
Colitex, Cooperativa Textil

En la sede del Club Atlanta, en 2020 comenzó a gestarse un maravilloso proyecto textil de la mano de un grupo de mujeres. Decididas a avanzar en este emprendimiento, -y con la colaboración del Municipio- ellas mismas lo reacomodaron, limpiaron, pintaron y lo convirtieron en un espacio de trabajo confortable. Hoy ese esfuerzo tiene nombre propio, “Colitex”, Cooperativa Textil dedicada a la confección de ropa de trabajo. Su primera creación fueron barbijos, luego fabricaron camisas y chalecos de grafa hasta que de a poco, se animaron a más. En 2021 confeccionaron prendas de trabajo para el Municipio General La Madrid y la ciudad de Olavarría.

Informate con @PrensaLaMadrid